Adquirir nuevas habilidades
Al obligarnos a dominar un nuevo idioma, las capacidades y habilidades que adquirimos al comunicarnos con un público nativo distinto al nuestro, harán que mejoremos intelectualmente y tengamos mayor capacidad de asimilación y aprendizaje, entendiendo e interiorizando más rápidamente las ideas y respuestas que nos transmiten otros o que percibimos a través de los medios de comunicación (televisión, radio, prensa escrita, internet), la literatura u otro tipo de publicaciones.

Está demostrado que aprender una nueva lengua produce una serie de estímulos en el cerebro que incrementan nuestra capacidad de concentración y mejoran otras habilidades relacionadas con distintas áreas del cerebro que son las que nos permiten ser creativos, razonar, resolver problemas, por poner sólo un pequeño ejemplo.