Hacer frente a tus debilidades
El saber inglés te evitará tener que pasar por situaciones embarazosas en las que puedes verte inmerso por no dominar este idioma, por ejemplo, quedar mal en una entrevista de trabajo en la que se dirigen a ti en inglés porque exageraste tu currículum vitae, viajar al extranjero y no poder comprarte algo que te gusta porque no sabes cómo hacerlo y muchas otras.

Es hora de hacer frente a tus puntos débiles, el primer paso es admitir que necesitas ayuda con el inglés y acudir a profesionales que te ayuden a mejorar tus habilidades idiomáticas.