Es una excusa para irte de vacaciones
Con la excusa de aprender inglés o de hacer algún tipo de curso de idiomas en el extranjero, puedes pasar unas vacaciones de ensueño.

Los viajes al extranjero son la mejor forma de aprender el idioma, se produce la famosa inmersión lingüística en la que conocemos de cerca la cultura y costumbres de las personas nativas que hablan dicho idioma.
Es una oportunidad de oro para continuar mejorando nuestro inglés mientras conocemos gente interesante y descubrimos mundo, visitando lugares espectaculares que nunca olvidaremos.